¿Cómo se calcula la prima de seguro de vida?

La prima de seguro de vida

Calcular prima de seguro de vida

Cuando uno toma la decisión de contratar un seguro de vida, enseguida empiezan a bombardearnos con términos desconocidos. Aquí es donde entra en juego la prima del seguro. ¿Qué es? ¿Cómo se calcula? A estas preguntas responderemos a continuación para que puedas contratar tu seguro de vida conociendo todos los pormenores. Así podrás conocer el funcionamiento del seguro de vida y podrás contratarlo de una forma libre, eficaz y sin pagar ni un euro de más.

¿Qué es la prima del seguro de vida?

La prima del seguro de vida -y de cualquier otro tipo de seguro- es la cantidad de dinero que el asegurado tendrá que pagar a la compañía aseguradora como contraprestación por la cobertura que dicha compañía le brinda. Así, el asegurado por un seguro de vida tendrá que pagar una cantidad de dinero concreta a cambio de la compañía aseguradora cubra el riesgo de fallecimiento del asegurado.

La prima del seguro dependerá de la probabilidad media de que se produzca un daño, en este caso el fallecimiento del asegurado, en cuyo caso la aseguradora tendría que pagar a los beneficiarios del seguro (normalmente la familia o cónyuge del asegurado) el capital que éste haya asegurado, dando como resultado la prima de riesgo.

¿Cómo se calcula la prima del seguro de vida?

Para calcular la prima del seguro de vida se tendrán en cuenta los siguientes factores o parámetros. Veámoslos:

1.- Edad del asegurado: cuanta más edad tenga el asegurado, mayor será la primera que éste tendrá que pagar a la compañía aseguradora, ya que mayor será la probabilidad de que fallezca.

2.- Profesión del asegurado: aquellos asegurados que ejerzan alguna profesión cuyo desempeño entrañe algún riesgo adicional pagarán más por su seguro de vida, tal es el caso de un piloto de fórmula 1, de un bombero o de un policía.

3.- Los deportes de riesgo que practique el asegurado, tales como puenting o salto base, entre muchos otros.

4.- Cobertura contratada por el asegurado: los seguros de vida no sólo tienen por qué cubrir el fallecimiento del asegurado, sino que también pueden cubrir la invalidez o la incapacidad profesional del mismo.

5.- Sexo del asegurado: hace algunos años las compañías aseguradoras cobraban primas menores a las mujeres, ya que ellas tienen una esperanza de vida mayor que los hombres. No obstante, esto resultó no ser legal, por lo que hoy en día la prima que se pague a la aseguradora no podrá depender, en ningún caso, del sexo del asegurado.

Una vez vistos todos estos pormenores, podrás comprobar si estás pagando una prima justa por tu seguro de vida.