Contratar un seguro de vida

Protección para tu familia, Tranquilidad para ti.

Un seguro de vida es, sin duda, una estupenda opción para dejar una situación lo más beneficiosa posible para tu familia si se diera el caso de tu fallecimiento. Así, un seguro de vida constituye una garantía en caso de fallecer.

La importancia de contratar un seguro de vida

La importancia del seguro de vida aumenta conforme aumentan las responsabilidades de uno, en concreto las familiares. No es de extrañar, por tanto, que la mayor parte de los españoles que deciden contratar un seguro de vida tengan una edad de más de 30 años, además de contar con responsabilidades familiares.

Sin duda, la importancia del seguro de vida radica es que éste garantiza que nuestra familia no pasará ningún apuro financiero, proporcionándole la tranquilidad necesaria, en aquellos casos en que se produzca el fallecimiento del asegurado o su incapacidad. Así, el seguro de vida no sólo cubre el fallecimiento del asegurado, sino que sus coberturas pueden ser mucho más amplias y cubrir aquellos casos en que el asegurado quede incapacitado para poder ejercer su profesión.

¿Cuál es el principal motivo de contratación de un seguro de vida? El argumento que esgrimen los asegurados es la tranquilidad que proporciona dejar a su familia en una situación económica cómoda en caso de fallecimiento o de incapacidad del asegurado. Sin embargo, aunque este es el motivo principal, también hay otros motivos importantes, como el dejar una cantidad de dinero nada desdeñable para cuando llegue el momento de la jubilación, o bien tener asegurado el pago de la hipoteca del hogar en caso de que ocurra algún acontecimiento no previsto.

¿Qué personas contratan un seguro de vida?

El seguro de vida se ha hecho muy popular en nuestro país, siendo una de las pólizas más habituales en España. De hecho, más de 30 millones de personas en España han contratado una póliza de seguro de vida. No obstante, la tendencia mayoritaria es contratar este tipo de seguro, como ya hemos adelantado, cuando ya se cuenta con una edad de entre 35 y 44 años. Puedes calcular aquí el coste de tu seguro de Vida.

Sin embargo, aunque lo cierto es que las personas con estas edades, ya con responsabilidades y familia, son las que se plantean contratar este tipo de seguro, lo cierto es que contratar un seguro de vida siendo joven tiene muchas ventajas, entre ellas un coste económico mucho menor. Además, el asegurado joven podrá adaptar su póliza de seguro a lo largo de su vida, dependiendo de cómo cambien sus necesidades.